03 mayo 2006

Todo lo demás es puro invento


Todo aquel que haya pasado por alguna religión o sea parte de ella, o incluso no lo sea pero conozca un poco de la materia, sabe sobre los diez mandamientos que Dios le dio a Moisés para su pueblo Israel luego de sacarlos de la esclavitud de Egipto (Sobre esto hay un película que sacan siempre en Semana Santa – Los 10 Mandamientos con Sharlton Heston). También los que alguna vez han ido a algún templo o han leído la Biblia saben que Jesucristo resumió esos diez mandamientos, y toda una serie de mandamientos más, en únicamente dos: “...Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente... Y el segundo... Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Luego el mismo Jesucristo dijo: “De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas”, es decir que resumió cientos de reglas morales, éticas y rituales en un solo concepto AMOR, hacia Dios y hacia los seres humanos. (esto se encuentra en el evangelio según San Mateo, capítulo 22 del verso 35 al 39.)

En base a esto un día comencé a meditar sobre el amor a Dios y al prójimo. En nuestras Iglesias se habla mucho sobre esto, toda persona entiende lo que es amar al prójimo pero el tema que nos queda un tanto confuso es el amar a Dios. Esto último es confuso por la cantidad de religiones y denominaciones que existen, porque aunque todos dicen amar al mismo Dios, cada una de estas tiene diversos modos de verlo y un montón de rituales para entrar en contacto con Él. Entonces, cuando alguien quiere amar a Dios lo hace a la manera en que su religión le enseña. Unos a través de sacrificios físicos, otros a través de dinero para ofrendas, hay quienes lo hacen no faltando los domingos al templo, algunos se ponen a dar servicios a sus congregaciones, van a vigilias, a retiros, a peregrinaciones, en fin... una infinidad de rituales y formas de demostrarle amor a su Dios.

No digo que esté mal todo lo anterior, pero en mi mente yo quise ir más al fondo de la frase “Amar a Dios”. En esa búsqueda me topé con otros pasajes de la Biblia que me dieron claridad al respecto. En el evangelio según San Juan, capítulo 14, verso 15 Jesucristo (Dios) dice lo siguiente: “Si me amáis, guardad mis mandamientos”. Luego en otro evangelio (Mateo 7:12) Jesucristo dice: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la LEY Y LOS PROFETAS. Un momento....! al unir estos versos bíblicos algo brilló en mí, porque esto último es un nuevo resumen, dado por Jesucristo, de toda la ley y de todos los mandamientos. Hacerle a otra persona lo que yo quisiera que hicieran conmigo es el resumen de todo lo referente al amor, incluyendo el amar a Dios. Por lo tanto entiendo que amar a Dios viene a caer siempre en el amor al prójimo y no en otra cosa más. Amando a los demás, sean quienes sean, de mi religión o no, de mi orientación sexual o no, amo a Dios.

Esto parecerá extraño para muchos pero es bíblicamente comprobable y tiene mucha lógica y sentido común. El hacer un montón de rituales y prohibirme de un montón de cosas no es amar a Dios. El sentirme orgulloso de pertenecer activamente a una religión no es amar a Dios. El conocer toda la Biblia, escuchar solo música cristiana y obedecer a todo lo que un sacerdote o un pastor me diga no es amar a Dios. Todo lo anterior no es amar a Dios si antes no he amado a mi prójimo. Porque hacerle a otros lo que a mí me gustaría que me hicieran es el resumen de todos los mandamientos y es la plena voluntad de Dios.

Podrán aparecer nuevos evangelios (falsos o no como el de Judas y otro montón más que no se incluyeron en el cánon bíblico), podrán aparecer nuevos Códigos (como el de DaVinci) o podrán inventar nuevas religiones, pero ya Jesucristo dejó claro todo lo que Dios quiere: “Se me amaís, guardad mis mandamientos”, esto es igual a: “Si me amáis, hazle al otro lo que te gustaría que hagan con tigo”.

De esta manera yo considero que todas las demás muestras de amor a Dios lejanas del amor al prójimo son puros inventos, pura religión y por decirlo así puros adornos innecesarios.

5 Comments:

At 6:42 p. m., Anonymous René Garay said...

Hablar acerca de los mandamientos es bien complejo, ya que para mi los diez mandamientos son de puño y letra del mismo Moises. Se sintió tan desesperado que se invento estás leyes para mantener al pueblo de Israel un poco dominado. Si hubiesen sido el mismo DIOS quien los hubiese escrito no tuviesen tantas contradicciones y tampoco creo que Jesús los hubiese cambiado. Porque no es lógico que te esté diciendo NO MATARAS y tres días despues te diga que entres a conquistar la "Tierra Prometida" matando a todos los habitantes. Bueno hasta aqui lo dejo tal ves escriba algo acerca de esto.

 
At 1:24 p. m., Anonymous Anónimo said...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

 
At 3:46 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

 
At 10:14 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»

 
At 8:26 p. m., Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

 

Publicar un comentario

<< Home