08 junio 2007

M A N S O

Pocos o nadie se encuentra dispuesto a volverse manso en estos tiempos (Jajaja! sino, miren todos los post de este blog, siempre están en contra del GOBIERNO; es decir, no soy manso ante éste). Debido a que tenemos la idea que la mansedumbre es dejar que pasen encima de uno todo el tiempo. Pero la palabra “mansedumbre”, en sentido bíblico, quiere dar a entender una actitud mental que ninguna otra palabra en particular describe con exactitud, y precisamente en esa actitud mental radica el secreto de la “prosperidad” o del éxito en la oración. Ser manso es una combinación de mente abierta, de fe en Dios, y del convencimiento de que la voluntad de Dios con respecto a nosotros (aunque a veces nos pareciera contradictoria) es siempre algo vital e interesante, que trae gozo a la existencia, y muy superior a cuanto nosotros pudiéramos imaginar.

Al ser manso, según una famosa bienaventuranza dicha por Jesús en el Sermón de La Montaña, heredaremos la Tierra. Claro, esto lo podemos interpretar en varios sentidos, pero una de las interpretaciones que a mi más me gustan es aquella que quiere decir que al ser manso alcanzaremos a gobernar las condiciones de nuestra vida. Heredar la Tierra va más allá del plano físico; es tener la facultad de ordenar nuestra vida en condiciones de armonía y éxito positivo (desde la salud corporal hasta el más mínimo detalle de nuestros asuntos personales).

Así, siendo la mansedumbre un estado de conciencia mental en donde confiamos en la Voluntad de Dios para nuestro bien; cuando un problema sucede no cunde el pánico y la desesperación, sino el control. Heredamos la Tierra. Al poner esto en práctica, nos damos cuenta que Jesús pensaba lo que decía. Por ello hay que tomar en serio las enseñanzas de Jesús, íntegras; no con las tergiversaciones que en muchas iglesias se hace, en donde se entremezclan versos de Pablo y del Antiguo Testamento, junto con concilios y teología del siglo pasado.

Jesús conocía mejor que nadie el ARTE de vivir
. Hay que intentar poner en práctica su enseñanza. Por eso... seamos mansos ante Dios, que Él nos indicará el camino para romper nuestra baja calidad de vida, y a la vez, tener a los gobernantes que administren y utilicen bien el poder que les otorgamos.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

At 12:58 p. m., Blogger Beka said...

Puuya Pastor!

:P

Me he quedado sin aliento.

Hasta me dieron ganas de llorar y de orar.

Y si, aaahh las ovejas.

 
At 1:20 p. m., Blogger JC said...

Estuvo bonito tu post. Lleno de contenido

 
At 2:26 p. m., Blogger Beka said...

hey... que te hiciste?

Aparecete aqui. :P

 

Publicar un comentario

<< Home